boya
Puedes compartir el contenido en:

¿Qué es una boya deco?

La llamada boya deco es un dispositivo de tela plástica inflable, de colores visibles a distancia, con forma alargada y tubular, que el buceador lleva consigo plegado y que hincha bajo el agua unido a un carrete de hilo, lanzándolo a la superficie por efecto del gas que se le introduce, quedando flotando en la superficie en posición vertical, con objeto de señalizar la posición del buceador, que queda unido a él mediante el hilo desplegado a modo de globo.

Como se explica pormenorizadamente en la anterior entrada titulada «Seguridad entre embarcaciones y buceadores«, no hay que confundir la boya deco con la boya de señalización que se utiliza generalmente en la apnea, de forma más esférica y que se encuentra permanentemente en superficie mientras el buceador está sumergido. El uso de esta boya de superficie no es factible en buceo autónomo, salvo inmersiones a profundidad muy somera y constante. Y, aun así, requiere cierto desenvolvimiento para llevarla. Si alguien nuevo en la actividad piensa que está más seguro llevándola en una inmersión recreativa a cualquier profundidad, debiera considerar que la posibilidad de enganches o de atrapamientos con la línea que une a buceador y boya quizá sea incluso más peligrosa.

En este artículo nos referiremos a partir de ahora a la boya-deco que porta el buceador autónomo, en exclusiva.

¿Para qué sirve una boya deco?

El objetivo de la boya deco es señalizar la posición del buceador, tanto sumergido como en superficie.

Pero señalizar implica necesariamente que la boya debe ser visible, cosa que parece a veces se olvida. Pareciera que llevar una boya deco de un metro en un día con corriente u oleaje fuera más el cumplimiento de un trámite que el deseo de llevar un dispositivo que verdaderamente nos haga detectables por quien nos tiene que localizar (embarcaciones y nuestro propio patrón) en esas circunstancias y nos evite un problema.

La boya deco en la enseñanza recreativa habitual

A fecha de este artículo y en los cursos básicos, sólo se enseña a lanzar la boya deco en el seno de las organizaciones que adoptan el sistema DIR o la configuración hogarthiana.

En las agencias de buceo recreativo al uso, con excepciones debidas a instructores concretos y a alguna organización minoritaria, sus estándares generalmente contemplan sólo una demostración del procedimiento, EN SUPERFICIE. Pero no se enseña a lanzarla al alumno en realidad, lo cuál es grave habida cuenta de que generalmente pasará mucho tiempo -o la eternidad- antes de que éste acceda a un curso en el que se enseñe. O lo tendrá que aprender por su medios. Volvemos a lo mismo: se lanza al agua al buceador novel con unos mínimos conocimientos a los brazos de un autodidactismo posterior.

¿Es obligatorio llevar boya deco?

En España, sí. Para todo buceador recreativo.

Desde la entrada en vigor del Real Decreto 550/2020 de 2 de junio por el que se determinan las CONDICIONES DE SEGURIDAD de las actividades de buceo, publicado en el «BOE» núm. 177, de 26 de junio de 2020, es obligatorio llevarla. El texto dice así:

ANEXO III: Equipamiento mínimo para las modalidades de buceo:

1.1 Equipamiento mínimo para la práctica de la modalidad de buceo recreativo en técnica de autónomo dentro de los límites prescritos del artículo 18.1:

(…)

k) Dispositivo de balizamiento en superficie.

1.2 Equipamiento mínimo para la práctica de buceo recreativo en técnica de autónomo fuera de los límites prescritos en el artículo 18.1:

(…)

m) Dispositivo de balizamiento en superficie.

Es decir, que su obligación es tanto para buceo recreativo con monobotella, como para buceo técnico.

Además de la obligación legal, la coherencia y la lógica también debieran obligar.

En este sentido, si el buceo recreativo o buceo «sin techo» está definido por la posibilidad de salir a superficie en cualquier momento y circunstancia, parece que debiera ser evidente la necesidad de portar la boya-deco (y también de saber utilizarla) por la seguridad del buceador, pero también por la seguridad de la navegación.

¿Qué tipos de boya deco existen?

Existen tres tipos de boya deco:

Tipos de boya-deco
Tipos de boya-deco

– Abiertas: como su propio nombre indica, son boyas con un extremo totalmente abierto por el que se introduce el gas, sin ningún dispositivo de cierre. Son las más simples y baratas pero no se recomiendan -salvo para la enseñanza- ya que es fácil que pierdan el gas de su interior durante su permanencia en superficie debido a que, para mantenerlo tienen que permanecer verticales con el hilo permanentemente tensado.

Dado que al ascender y aumentar el volumen del gas que se les ha introducido, éste puede salir por el extremo abierto, no disponen de válvulas de exahustación ni de hinchado (por eso son tan baratas). Es necesario decir que, desde la entrada en vigor de la obligación legal en España de que todo buceador porte boya deco, los centros suelen alquilar sus equipos con este tipo de boyas por estas mismas razones de simplicidad, ausencia de mantenimiento y bajo costo.

– Semi-cerradas: Al igual que las abiertas, presentan un extremo por el que se puede introducir gas con el regulador pero, a diferencia de aquellas, disponen de una válvula antirretorno que permite que entre pero impide que salga. Por ello, disponen siempre de válvulas de exahustación (en caso de no tenerla, estallarían al subir si el volumen de gas contenido fuera excesivo, al no poder salir éste por el extremo) y de hinchado. Suelen ser las más caras de los tres tipos analizados, pero quizá las más recomendables -junto con las cerradas- y las más versátiles.

– Cerradas: menos versátiles que las semicerradas, suelen ser las más seguras a la hora de no perder el gas contenido. Obviamente, disponen siempre de válvulas de exahustación y de hinchado.

En general, el Autor recomienda en recreativo las semicerradas por su seguridad y versatilidad.

¿De qué color tiene que ser la boya deco?

Colores de boya deco
Distintos colores que puede tener una boya deco

Se comenzará diciendo que no hay ni un color ni un significado para cada color, internacionalmente aceptados.

También es importante decir que sus colores no son luminiscentes, es decir, que no se “cargan” con la luz y luego siguen brillando en la oscuridad, ni tampoco reflectantes (aunque algunas boyas tienen bandas que sí lo son (1)).

Son simplemente colores que se suponen los más visibles en la superficie del mar. Por ello, en la oscuridad no sirven absolutamente para nada (salvo si se utilizan junto con una linterna, como se dirá más adelante).

Únicamente en ciertos ámbitos se acepta que el naranja se debe utilizar en situaciones de señalización propiamente dicha, reservando el amarillo para situaciones de emergencia. Sin embargo, nunca hay que dar por sentado esto y debe ser convenido expresamente antes de la inmersión con los compañeros y con el barquero, si se desea utilizar tal código.

Los colores disponibles son:

Color naranja: Las boyas más extendidas.

Color rojo-fucsia-rosa: Variante de la anterior, empiezan a verse sin que se haya comprobado ventaja ni desventaja alguna respecto del naranja.

Color amarillo: Como se ha dicho, reservadas habitualmente para emergencia, aunque hay quien las utiliza para toda situación (cosa que conviene advertir al barquero, que quizá esté acostumbrado a interpretar el color amarillo como de emergencia).

Bicolor amarillo-naranja: Algunas boyas deco son bicolores (generalmente naranja por un lado y amarillo por otro). Este tipo de boyas son obviamente incompatibles con el sistema de señalización naranja-posición y amarillo-emergencia. La razón que se suele aducir para utilizar este tipo de boyas es que, si no se ve el naranja, se verá el amarillo -o viceversa-. A falta de estudios sobre visibilidad de boyas deco, no se puede confirmar ni refutar esta afirmación, por el momento. En cualquier caso, su uso es infrecuente.

Color negro: Últimamente se han visto comercializadas en tiendas de origen chino boyas de este color. Si no fuera porque en oriente el color del luto no es el negro, sino el blanco, se podría pensar que el que la lanza debe querer comunicar el deceso del compañero, porque si no uno no se explica cuál pueda ser su utilidad habida cuenta de que no se distinguen en la superficie del mar. Salvo alguna aplicación muy residual que siempre pueda alguien imaginar con esfuerzo, en general no tienen el menor sentido.

Astracanadas

Boyas deco con necedad incluida

Se pueden ver boyas deco con animalitos y todo tipo de tontadas. El Autor se niega a comentar nada sobre ellas, recomendando a quien le guste usarlas, al igual que capuchas con cuernos o crestas de gallo, acudir al especialista adecuado. El psicoanálisis hace milagros.

¿Qué tamaño debe tener la boya deco?

Una boya deco debe tener el tamaño necesario adecuado para poder ser vista en las condiciones en que se va a utilizar.

Boya deco gigante
Boya deco de 3,3 m

Los tamaños -longitud- habituales son: 1 m; 1,20 m; 1,40 m; 1,50 m; 1,80 m; 2 m; 2,50 m; 3 m y 3,30 m, tamaños que se ofrecen como ejemplo ya que, en realidad, en el mercado existen boyas de casi cualquier tamaño intermedio ya que no existe normalización al respecto .

Visibilidad en superficie, corriente y oleaje suelen ser las variables a considerar:

– Si se bucea con fuerte oleaje, se requerirá una boya grande visible entre las olas. Una boya pequeña sería indetectable a simple vista en un mar movido.

– Así mismo, si se bucea en una zona con fuertes corrientes que puedan desplazar al buceador a considerable distancia, será necesaria también una boya grande que pueda ser visible desde lejos por el barquero.

– Si la visibilidad en superficie fuera mala (por ejemplo, si hubiera algo de neblina), no sólo sería deseable una boya grande, sino que incluso con ella, quizá no se nos pudiera localizar. Llevar un silbato potente, además de obligatorio en España desde la promulgación del RD 550/2020, se revela imprescindible en esas ocasiones.

Si se combinan estas circunstancias entre sí en cualquier combinación, la necesidad de portar una boya deco muy grande se vuelve entonces obligada.

Las boyas pequeñas (1-1,20 m) deben ser reservadas para la práctica y el aprendizaje al ser más manejables y fáciles de estibar, hinchar y lanzar, pero poco visibles. Incluso en buenas condiciones de mar y visibilidad, se puede necesitar ver la boya a distancia y, por tanto, un tamaño algo mayor.

El Autor, con las anteriores salvedades de oleaje y corriente, recomienda una boya con un mínimo de 1,40 m de longitud.

¿Cómo deben ser la válvula de exahustación y la de inflado?

Conviene que la válvula de exahustación sea estándar (misma dimensión y rosca que la del chaleco o ala), para poder intercambiarlas en caso de avería o necesidad, tal como se dijo en la entrada anterior titulada «¿Chaleco o ala?: La elección del dispositivo de flotabilidad«. No es algo crítico, pero se necesitan menos repuestos, puede resultar útil y no sobra.

(Por cierto, en las válvulas como la de la siguiente imagen, el plástico al final del cordón, sobra. Si se quita dejando sólo el cordón, tendremos una cosa inútil menos).

Válvula de exhaustación
Válvula de exhaustación

Respecto de la válvula de inflado, puede ser plástica o metálica. Si bien la metálica es mucho más robusta, también es más sensible a que su pieza móvil (si la tuviera) se atasque por el salitre acumulado. Al igual que los botones de accionamiento de la tráquea, el Autor las prefiere de plástico por ese motivo.

Válvula de inflado de plástico y metal
Válvulas de inflado de boya deco de plástico y metal

¿Carrete complejo o simple?

Sin acudir al maleducado acrónimo inglés KISS («Keep It Simple, Stupid«), la verdad es que, cuanta más simplicidad, mejor. Y es que un carrete complicado con asa, tirador, guíahilo, etc, es voluminoso e innecesario. Además, hay que llevarlo colgando ya que no suele caber en un bolsillo.

Carrete complejo y carrete sencillo (spool)

Por ello, es preferible un pequeño carrete con hilo de nylon de 2 mm de la longitud que se desee, fácil de guardar e versátil y útil para otros propósitos. Eso sí, su utilización requiere un poco de práctica y aprendizaje.

Plomo «a la antigua»

Boya deco con plomo
Boya deco con plomo

Existe una manera de llevar la línea de la boya consistente en adujarla alrededor de un plomo cilíndrico. Generalmente se emplea un cabito mucho más grueso que el hilo de los carretes.

Al desplegarla, se desenrollaba el cabo dejando caer el plomo y se inflaba la boya. Cuando ésta llegaba a superficie, quedaba la línea con el plomo por debajo del buceador. Este procedimiento tenía la ventaja de que el plomo tiraba de la boya en superficie, ayudándola a mantenerse en posición vertical. La desventaja es que el lanzamiento se debía hacer necesariamente desde una profundidad menor que la longitud del cabo, so pena de perder todo. Procedimiento voluminoso y pesado en desuso, aunque todavía se puede ver por ahí.

¿Con bolsita o sin bolsita?

Sin bolsita. Es un elemento totalmente innecesario.

Muchas veces se pueden ver buceadores que llevan la boya introducida en una bolsita al efecto -a veces incorporada a la propia boya-. Esto es totalmente innecesario si la boya se sujeta adecuadamente mediante un elástico al efecto (bungee cord).

El Autor ha visto a buceadores que llevan la boya plegada sujeta con su elástico y simultáneamente metida en su fundita que, a su vez, está metida en un bolsillo, a modo de muñeca rusa.

Estiba de la boya deco
Estiba de la boya deco

Banderitas del tamaño de un sello

Al comprarse una boya deco, no dé el lector importancia a la banderita que llevan en un extremo porque no se ve y no sirve para nada.

Boya deco con bandera Bravo modificada
Boya deco con bandera Bravo modificada

Como se dice en la anterior entrada titulada «Seguridad entre embarcaciones y buceadores«, la exhibición de una mini-bandera del tamaño de un sello tiene que ver únicamente con la tranquilidad psicológica que da a algunos llevar una suerte de amuleto protector o una señal que aleje a embarcaciones sólo porque lo dice un reglamento. Pero en realidad no puede tener el más mínimo efecto porque, simplemente, no se ve. Dado que, además, se emplea casi en exclusiva la bandera Bravo modificada en vez de la oficial (Alpha), pretender que sea respetada por las embarcaciones y que implique a los navegantes obligación de mantenerse a una distancia mínima de ella es un incorrecto pensamiento desiderativo o un auténtico acto de optimismo patológico y malsano.

Al ponerse el sol

Hay que tener en cuenta que la boya no es la panacea para ser localizado. Como se ha dicho, una superficie con gran oleaje o una gran distancia al barco pueden hacerla invisible desde el mismo.

Pero hay más circunstancias que pueden hacerla indetectable: al ocaso, si el buceador tiene el sol poniéndose en el horizonte a su espalda y en línea con el barco, desde éste no se le podrá ver. (El Autor lo sabe muy bien después de esperar en superficie -y en zona de tiburones- en una ocasión durante más de una hora a que el sol y su reflejo en el agua acabaran totalmente de desaparecer para hacer señales luminosas al lejano e inaccesible barco desde el que no podían verle, deslumbrados en la dirección en que estaba por esta circunstancia. Y no tenía silbato, cosa que no volvería a ocurrir porque, a partir de entonces, lleva uno muy potente junto con cada una de sus boyas deco).

Boya deco iluminada por dentro con linterna
Boya deco iluminada por dentro con linterna

Por supuesto, de noche la boya deco no sirve para nada. ¿O sí?

El Autor sugiere un pequeño invento consistente en introducir parcialmente una linterna (mejor un strobo, si se dispone de él) por la boca de la boya, iluminándola desde su interior. Si se fija el invento con un elástico (por ejemplo, el mismo cordón que la sujeta plegada), no es necesario mantener la unión entre ambas cosas con las manos, teniendo una oportunidad para ser vistos de noche (aunque ello no deba excluir barridos a 360º en horizontal con la linterna para poder ser detectados desde lejos). Parece que incluso algún fabricante ha comercializado boyas con luz interior, aunque quien esto escribe no las ha visto físicamente nunca.

Esto, obviamente, no se puede hacer con boyas cerradas.

La boya deco como paloma mensajera y otras funcionalidades

Alojamiento para notas
Alojamiento para notas en la boya

Hay boyas deco que tienen un pequeño alojamiento de plástico en su extremo superior. Ello sirve para introducir un papelito con algún mensaje que se quiera transmitir al barquero mientras se está sumergido (por ejemplo, haciendo una deco larga (y sí, se puede escribir debajo del agua). Esto suele estar reservado a inmersiones con descompresión y no tiene mucha aplicación en el buceo recreativo, para empezar porque un buceador recreativo no suele portar medios para escribir sumergido, pero es interesante saber para qué sirve.

Así mismo, la boya deco puede ser utilizada como flotador en superficie si está dotada de enganches en ambos extremos -como la de la imagen-, que deben ser unidos con un carabinero doble para disponerla alrededor del cuerpo. Lógicamente, esto no debiera ser necesario teniendo un dispositivo de flotabilidad pero, como poder, se puede.

Un conocido instructor y youtuber sudamericano propone incluso utilizarla como dispositivo de flotabilidad de emergencia si se pierde la funcionalidad del ala o del chaleco y no se tiene redundancia. Al Autor le parece esto un tanto artificioso y procedente de un error previo de configuración.

(1) – La banda reflectante suele cumplir los requisitos de la especificación IMO 96/98/CE sobre equipamiento marino y la Certificación SOLAS (seguridad de la vida en el mar). Hay gente que cree que esta banda hace visible al radar del barco, pero sólo es reflectante cuando se la enfoca con una luz.

Puedes compartir el contenido en:

4 comentarios sobre “

Todo sobre la BOYA DECO

Primera parte:

EL MATERIAL

  1. Excelente texto. Me ha gustado mucho. Por ahondar un poco más en este elemento, ¿desde qué profundidad considera que debería lanzarse la boya? Personalmente, creo que , si no hay corriente, unos pocos metros (digamos 10m, aunque cómo bien apuntó en una entrada anterior, esto debería depender del calado de los barcos que anden por la zona, cosa bastante difícil de saber por un buceador estándar). No veo ventajas en lanzarla desde más abajo pero sí desventajas pues es mucho más tedioso.
    Si hubiese corriente, entonces creo que debe lanzarse desde el fondo para que el barquero nos pueda seguir mientras la corriente nos arrastra en el ascenso y parada de seguridad. En cualquier caso, me gustaría leer su opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *