Equipo mínimo obligatorio para bucear
Puedes compartir el contenido en:
Equipo mínimo obligatorio
Equipo mínimo obligatorio para bucear

Este artículo no sólo pretende analizar el contenido de la ley en España que obliga a llevar determinados componentes en el equipo del buceador, sino que también resultará una reflexión sobre el mínimo que todo buceador debe llevar independientemente de su nacionalidad y lugar de buceo, dependiendo de diversas circunstancias.

¿Debe el Estado imponer un equipo mínimo a un buceador, que sólo a él afecta? Esta es la primera pregunta que a cualquiera se le pasa por la cabeza al enterarse de la existencia de un equipo MÍNIMO OBLIGATORIO para bucear en la modalidad recreativa en España.

La respuesta está en la segunda parte de la pregunta. Sin querer entrar en demasiadas disquisiciones políticas, la realidad es que en países en los que existe socializada una protección automática del ciudadano, el Estado suele poner por delante este tipo de condicionantes habida cuenta de que, al final, cuando el ciudadano comete imprudencias, el Estado asume consecuencias, no afectando sólo a aquél. Por tanto, esto no se discutirá. En España es así, por el momento.

Esta obligatoriedad se plantea en el nuevo RD 550/2020 inserta en la idea de que no hay distintas categorías de buceo y sino uno único pero con condicionantes distintos, idea que se podría resumir así:

Cumplidos los requerimientos iniciales de edad mínima, acreditación de buena salud y seguro, si se bucea bajo unos límites determinados en la Ley (1), se necesitan una formación y un determinado equipo mínimos. Pero si se sobrepasan dichos límites, se necesitan otra formación, otras habilidades, otros protocolos y OTRO equipo mínimo .

Así, esta nueva ley no distingue entre las tradicionales categorías de buceo recreativo y buceo técnico (ni siquiera nombra éste último), lo cual ha ocasionado un cierto desconcierto en la comunidad buceadora española, acostumbrada desde siempre a estas divisiones.

Este planteamiento gusta al Autor precisamente porque correlaciona fines y procedimientos por encima de denominaciones y entendiendo que el buceo es uno sólo, si bien la posibilidad de salida a superficie ─ directa, inmediata y en todo momento de la inmersión ─, determina la diferencia entre los condicionantes a cumplir (idea que se ha expuesto y defendido en este blog desde el primer artículo que se publicó y que tiene mucha más importancia de la que parece a primera vista).

Si bien éste es un buen comienzo, otra cosa es su contenido, no exento de problemas e inconsistencias.

Esta lista de requerimientos obligatorios queda a la sombra de la nefasta redacción del artículo 18, que ya fue analizada en un pasado artículo titulado: «Los fiascos: EL ARTÍCULO 18 del RD 550/2020«.

La lamentabilísima redacción de este artículo tomada de manera literal, desprovee de sentido tanto a esta exigencia de equipamiento mínimo, como a gran parte del articulado de la ley puesto que, interpretada ciegamente y en su estricta literalidad, ni el buceo profundo, ni el buceo en cuevas o dentro de pecios, ni el buceo con gases distintos al aire o Nitrox, ni ninguna otra cosa que no sea prácticamente el buceo recreativo que se realiza en los centros, serían legales en España. (Si el lector quiere profundizar en este problema, se le sugiere leer el artículo anteriormente citado).

Por ello y en el contexto de la totalidad del articulado de este Real Decreto, lógicamente solo cabe la interpretación de una situación restringida por unos límites (1) y otra fuera de dichos límites ─ de todos ellos ─, que es la única lectura lógica, la que deviene de los borradores anteriores al texto final de la ley y la que se da en este blog.

La enumeración de los equipos mínimos están regulados en el Anejo III – Equipamiento mínimo para las modalidades de buceo del RD 550/2020. Dice así:

1.1 Equipamiento mínimo para la práctica de la modalidad de buceo recreativo en técnica de autónomo dentro de los límites prescritos del artículo 18.1:

a) Dispositivo de compensación de flotabilidad.

b) Gafas o máscara facial de buceo.

c) Aletas.

d) Suministro de gas con dos segundas etapas.

e) Dispositivo de control de presión del suministro de gas.

f) Dispositivo de corte.

g) Dispositivo de control de profundidad.

h) Dispositivo de control de tiempo.

i) Dispositivo o tablas para la gestión de la descompresión.

j) Dispositivo acústico de superficie.

k) Dispositivo de balizamiento en superficie.

Se alterará el orden de los requerimientos tal como aparecen en el RD para distinguir los necesarios en cualquier circunstancia y los que no lo son en algunas. Así mismo se prescindirá de comentar los requerimientos c), e) y g), pues todo el mundo entiende la necesidad de contar con propulsión (aletas), control de la cantidad de gas (manómetro), control de la profundidad (profundímetro), estando algunos de ellos integrados en un sólo aparato, o por separado. Pero ¿y el reloj? ¿y las gafas?

b) Gafas o máscara facial de buceo.

La necesidad de las gafas es evidente. Sin embargo, hay un problema con la máscara facial (full face mask).

Y es que una máscara facial con regulador integrado requiere SIEMPRE llevar unas gafas de respaldo ya que sin ellas no es posible cambiar para respirar de otro regulador y seguir viendo, condición que el texto no recoge. Gafas de respaldo y regulador de emergencia están vinculados en este caso.

El lector podría argumentar que en caso de fallo de la máscara, si no se dispone de unas gafas de respaldo siempre queda la subida a superficie. Pero esta maniobra puede tornarse complicada y peligrosa, como sabe muy bien todo aquel que se haya quedado sin visión durante una inmersión. No se aprecia nada concreto, no se tiene acceso a los instrumentos y la posibilidad de un ascenso incontrolado es altísima. Adicionalmente, el buceador recreativo tipo no tiene ni de lejos el entrenamiento ni los protocolos necesarios para hacer un ascenso controlado y seguro con un compañero «ciego».

Si el lector quiere ampliar este contenido, se le sugiere leer los pasados artículos sobre el uso de la máscara integral en este enlace 1 y enlace 2.

Por tanto, si se exige la máscara integral, se debiera mencionar también la necesidad de unas gafas de respaldo asociadas a ella.

Nadie está a salvo de un enredo con una red, una línea de pesca o algo similar en el momento más inesperado. Por ello, tradicionalmente este utensilio ha sido una constante en el equipo de cualquier buceador, aparte de otras utilidades. Tiene todo el sentido llevar uno, si bien los cuchillos de dimensiones mata-tiburones no parecen demasiado justificados. Unas tijeras o un corta-cabos suelen ser más útiles por lo que el uso de un término genérico es adecuado.

h) Dispositivo de control de tiempo

En general, el control del tiempo es esencial salvo en la circunstancia de bucear en todo momento por encima de los 9-10 m de profundidad, en la que se puede permanecer casi indefinidamente sin contraer obligaciones descompresivas por lo que, controlando la profundidad y el gas de que se dispone, no sería necesario.

Se puede argumentar que ésta no es una circunstancia habitual en el buceo recreativo, pero también se debe considerar que este RD no sólo afecta a las «inmersiones de centro», sino a cualquiera que prácticamente mete un pie en el agua en España. A lo largo de este artículo se pondrá algún ejemplo de esto.

a) Dispositivo de compensación de flotabilidad

Aunque se puede entender la inclusión con carácter general de este requisito, no está tan clara su necesidad en determinadas circunstancias. Por ejemplo, en aguas cálidas en las que se pueda prescindir de un traje de protección (por cierto, no obligatorio). Un ejemplo de ello sería la modalidad del «monkey diving» analizada en un pasado artículo.

Cierto es que se puede argumentar que en las costas marítimas de España no se dan esas temperaturas -hasta ahora -. Sin embargo, en muchos sitios y durante muchos meses sí se pueden dar en cotas muy someras. En cualquier caso, su exigencia general parece justificada.

Aunque no existe buceo sin descompresión estrictamente hablando ya que meterse en el agua y volver a superficie implica necesariamente una compresión y una descompresión, normalmente se entiende por «descompresión» a las paradas obligatorias (no confundir con la parada RECOMENDADA entre 5 y 3 m).

En ese sentido es llamativo que en una modalidad de buceo en el que la descompresión obligatoria o programada está vedada, se exija un dispositivo o tablas para la gestión de la descompresión. Disquisiciones semánticas aparte, lo que hay que «gestionar» es el no llegar a la descompresión obligatoria.

Por tanto, lo único que debe saber un buceador recreativo es cuál es su Límite de No Descompresión (No Decompression Limit – NDL) en cada momento y profundidad. Ésa debe ser toda su «gestión de la descompresión».

En un artículo anterior llamado «EL LÍMITE DE NO DESCOMPRESIÓN» se establecía una regla mnemotécnica muy simple para inmersiones de perfil «cuadrado» (descenso-fondo-ascenso) para saber el LND correspondiente a cada profundidad. En ese caso, no parece imprescindible llevar un ordenador o siquiera unas tablas.

Adicionalmente, el NDL para inmersiones por encima de los 18 m (¿nos suena este límite?) según la mayoría de certificadoras suele estar por encima de la hora, duración máxima de una inmersión habitual de buceo recreativo. En este caso, tampoco pareciera necesario el concurso de un ordenador o unas tablas.

Por último, a profundidades más someras de 9 – 10 m, se puede estar casi indefinidamente sin llegar a «entrar en descompresión». En este caso, también «la gestión de la descompresión» sería superflua.

En el pasado artículo dedicado a «Todo sobre la boya deco: EL MATERIAL» se indicó que hay circunstancias en las cuales, por la posición del sol, por la distancia o por cualquier otro motivo, el buceador con su boya deco en superficie no es visible desde una embarcación o desde tierra, siendo entonces conveniente llevar algún silbato o similar. Pero una cosa es lo conveniente y otra lo obligatorio.

Desde que el Real Decreto se aprobó ya hace más de tres años y un pequeño silbato ha sido incorporado obligadamente en cada uno de los equipos de buceo de todos los centros de España, el que esto escribe jamás ha visto utilizar uno ni una sola vez.

Y no parece una cuestión crítica habida cuenta de cómo se producen las inmersiones recreativas. Aún reconociendo que esta cuestión es opinable, hay que recordar que el equipo obligatorio determinado por la ley también tiene la cualidad de mínimo, por lo que no parece demasiado justificado incluirlo por muy recomendable que pudiera ser en determinadas circunstancias.

Pero, en el caso de admitir su obligatoriedad, habría que preguntarse por qué es obligatorio solamente en buceos «sin techo» no siéndolo en inmersiones fuera de límites o «con techo». Precisamente pareciera más justificable su exigencia en esta segunda circunstancia dado que son inmersiones más complejas muchas veces y por tanto la posibilidad de separación accidental del punto de entrada es mayor. O todos, o ninguno. Una incongruencia más a sumar a la lista.

Nótese que no se habla de boya deco, sino de «dispositivo de balizamiento«. En el artículo citado anteriormente, ya se indicó la diferencia entre ambas cosas. Esencialmente, una boya deco se despliega desde la profundidad sólo cuando el buceador va a iniciar su ascenso, mientras que el dispositivo de balizamiento debiera estar en superficie, en la vertical del buceador y en todo momento de la inmersión.

Sin embargo, en las definiciones que se ofrecen en este Real Decreto (3) no se menciona la boya deco ni sus diferencia con el anterior dispositivo de balizamiento. Ello podría indicar que ambos son considerados dispositivos de balizamiento, pero entonces ¿por qué se distinguen, se contemplan y se exigen AMBOS dentro del apartado de buceo fuera de límites o «con techo» (como a continuación se verá)? ¿Hay que entender en consecuencia que en este caso lo obligatorio no es portar una boya deco sino sólo un dispositivo de balizamiento en superficie?

Pues, de ser así, sólo cabe afirmar que la obligatoriedad generalizada de contar con un dispositivo de balizamiento en toda inmersión de buceo autónomo es simplemente un disparate. Primero, porque no es posible (o, siéndolo, resultaría peligrosísimo) portar una línea permanentemente unida a una boya con al bandera Alpha en superficie. ¿Se imagina el lector una inmersión profunda arrastrando eso permanentemente con total probabilidad de enganches y atrapamientos?

Quizá el lector esté pensando que se trata más bien de delimitar la zona en que se está buceando y que no es necesario trasladar dicho dispositivo permanentemente. Pero es que muchas inmersiones no se producen en una zona delimitada alrededor de un punto, por lo que la obligación generalizada resulta inviable.

Después de requisitos de uso tan excepcional como un silbato o un dispositivo de señalización en superficie, ¿no echa de menos el lector luces en el caso de inmersiones nocturnas o en los entornos casi cerrados a los que se permite acceder a los buceadores recreativos?

Nadie en su sano juicio haría una inmersión nocturna sin ninguna luz, pero quizá el lector también haya visto alguna vez a parejas que portan una única linterna para los dos. Un fallo súbito o el agotamiento de las baterías pueden dar lugar a una situación grave, pues no habría redundancia en este caso. Es llamativo que el RD no lo considere.

¿Ha reparado el lector que este Real Decreto es de obligatorio cumplimiento para todo aquel que se sumerja en aguas marítimas, aunque sea con un tubo o snorkel?

Y, restringiendo el comentario al buceo autónomo, ¿que todo esto es obligado para ─ por ejemplo ─ el patrón de una embarcación que se sumerge a comprobar el fondeo de su barco con una botella o ─ peor aún ─ con uno de esos trastos infernales tipo Spare Air?

En este ejemplo, ¿debiera entonces contar con toda esta ristra de requisitos que impone el RD además de su botellita con regulador y manómetro, sus gafas y sus aletas teniendo que añadir un chaleco, un ordenador o unas tablas, reloj y profundímetro, un dispositivo de corte, un silbato y una boya deco?

Entendiendo que esto no tiene sentido pero también que una ley no puede contemplar todos los escenarios posibles, dejemos este comentario sin solución y a la consideración del lector. Pero el problema ahí está.

1.2 Equipamiento mínimo para la práctica de buceo recreativo en técnica de autónomo fuera de los límites prescritos en el artículo 18.1:

a) Dispositivo de compensación de flotabilidad. En inmersiones realizadas con mezclas de gases con helio se utilizarán dispositivo de compensación de flotabilidad adicionales.

b) Dos gafas o máscara facial de buceo.

c) Aletas.

d) Dos suministros de gas con reguladores independientes o un Rebreather.

e) Dispositivo de control de presión de los suministros de gases.

f) Dos dispositivos de control de tiempo.

g) Dos dispositivos de control de profundidad.

h) Dos dispositivos para la gestión de la descompresión.

i) Dos dispositivos de iluminación.

j) Carrete y cabo guía adecuado para la inmersión en entornos cerrado.

k) Dispositivo de corte.

l) Boya de descompresión, en inmersiones con descompresión.

m) Dispositivo de balizamiento en superficie.

n) Disponer de oxígeno normobárico para el tratamiento en el lugar de la inmersión.

a) Dispositivo de compensación de flotabilidad. En inmersiones realizadas con mezclas de gases con helio se utilizarán dispositivo de compensación de flotabilidad adicionales.

Respecto de este apartado sólo cabe calificar de absurda la exigencia de un dispositivo de compensación de flotabilidad adicional en el caso de «inmersiones realizadas con mezclas de gases con helio». Porque vincular sólo el uso del helio con la necesidad de redundancia de flotabilidad carece de sentido.

Este absurdo se pone de relieve con una simple pregunta: ¿por qué en una inmersión a 50 m con Trimix (O2 + N2 + He) es obligatorio un dispositivo adicional de flotabilidad y no lo es si lo que se respira es aire? Nada de esto tiene la menor lógica.

Si lo que el legislador pretendía es exigir redundancia de flotabilidad a profundidades importantes, definir éstas como aquellas que necesariamente requieren respirar helio es un patinazo. Más fácil hubiera sido establecer simplemente una cota como, por ejemplo, a partir de 40 m.

b) Dos gafas o máscara facial de buceo.

Se da por reproducido el mismo argumento anteriormente razonado para el caso equivalente en el buceo «sin techo».

d) Dos suministros de gas con reguladores independientes o un Rebreather.

Otro prodigio de confusión. ¿Qué quiere decir esta frase? ¿que se puede elegir bucear fuera de límites bien con dos fuentes de gas independientes o bien con un sólo rebreather?

La necesidad de dos fuentes de gas independientes es crucial y totalmente justificada para este tipo de buceo pues la salida directa a superficie no es una opción.

Sin embargo, el uso de un rebreather exige llevar botellas de gas ─ y sus correspondientes reguladores y manómetros ─ como respaldo en caso de fallo de la máquina. Y esa exigencia no está nada clara leyendo el texto de la ley.

e) Dispositivo de control de presión de los suministros de gases.

Al exigir llevar dos fuentes independientes de gas, esta condición parece indicar que cada una de ellas debe contar con un manómetro.

Por tanto, en el caso de un bibotella con aislador (en el que generalmente sólo se instala un único manómetro para todo el conjunto), cabe pensar que la posibilidad de independizar ambos tanques debiera también implicar manómetros independientes para cada una de las botellas por separado, cosa que entra en contradicción con los protocolos universalmente admitidos.

Ello es porque, ante un fallo catastrófico que anule el regulador al que se tiene conectado el manómetro, abortar la inmersión debe ser inmediato y automático contando con un Gas Mínimo que permita en cualquier circunstancia realizar una vuelta y ascenso. En esa circunstancia el buceador que se quede sin la lectura del manómetro tendrá la seguridad de tener gas para la vuelta inmediata y ascenso, sin necesidad de leer ninguna presión, por lo que un segundo manómetro resulta prescindible. Los protocolos de gestión de gas hacen innecesario el segundo manómetro en este caso.

f) Dos dispositivos de control de tiempo ;

g) Dos dispositivos de control de profundidad;

h) Dos dispositivos para la gestión de la descompresión.

Unificaremos estos apartados ya que, en la actualidad, todos estos requerimientos van generalmente integrados en un único aparato (ordenador o computadora).

En un reciente artículo titulado «EL PEOR FALLO DE UN ORDENADOR O COMPUTADORA DE BUCEO«, se narraba un incidente sufrido por quien esto escribe al que, en una inmersión profunda con sustancial tiempo de descompresión por delante, le falló el sensor de presión de su reputadísimo y carísimo ordenador, dándole datos erróneos pero no lo suficientemente absurdos como para alertar a alguien que no tuviera ya en la cabeza la lectura que debiera esperarse.

En este evento se ponía de manifiesto la conveniencia de contar con un ordenador o tablas de respaldo. Pero, salvo el caso del buceo en solitario, ¿esto justifica una obligación? ¿No es suficiente contar con el ordenador del compañero que está haciendo el mismo perfil que nosotros? Dejemos esto a la consideración del lector.

Y ya que hablamos de tablas, ¿la posibilidad de su uso está contemplada en este apartado? Pues no está nada claro, porque el texto únicamente menciona «dispositivos» (al contrario que en el apartado equivalente del buceo «sin techo», en que se mencionan tanto «dispositivos» como «tablas» expresamente).

Adicionalmente, ¿una programación de paradas («run time«) impresa de las que se emplean en este tipo de buceo sería considerada como «tabla»? Más indeterminaciones a sumar.

i) Dos dispositivos de iluminación;

j) Carrete y cabo guía adecuado para la inmersión en entornos cerrado.

También vamos a unificar ambos apartados pues están relacionados.

La exigencia de DOS dispositivos de iluminación en entornos cerrados o sin luz parece totalmente pertinente (aunque en realidad, los protocolos generalmente exigen TRES).

Sin embargo, no parece tan claro exigir esto fuera de estos entornos. Por ejemplo, ¿por qué debiera ser obligatorias dos luces en una inmersión con obligaciones descompresivas relevantes pero con total visibilidad? Por el contrario, sólo se obliga a portar un carrete y cabo guía (¿no es lo mismo?) en entornos cerrados.

Cierto es que la luz en algunos sistemas de buceo se emplea no sólo para ver, sino para comunicarse entre los buceadores. Pero de ahí a obligar en toda circunstancia, hay bastante trecho. ¿No sería más lógico condicionar tanto luces como carrete a entornos cerrados o sin visibilidad?

k) Dispositivo de corte.

Nada que añadir a lo anteriormente dicho en el apartado correspondiente para buceo «sin techo».

l) Boya de descompresión, en inmersiones con descompresión;

m) Dispositivo de balizamiento en superficie.

Como se ha dicho en el apartado equivalente para el buceo «sin techo», la obligatoriedad generalizada de contar con un dispositivo de balizamiento en toda inmersión es simplemente inviable. Más fuera de límites y totalmente imposible con techo físico.

Pero en este caso no sólo se exige dicho dispositivo, sino también una boya deco diferenciada del primero. ¿No es totalmente innecesaria una boya deco si se estuviera en la vertical de un dispositivo de señalización con bandera Alpha? ¿Para qué las dos cosas?

Como llevar un dispositivo de balizamiento es inverosímil con carácter general, en el caso de llevar una única boya deco, nada habría que objetar, salvo por le expresión «Boya de descompresión, en inmersiones con descompresión«.

Si se considera que toda inmersión conlleva descompresión (con paradas o sin ellas), esta expresión es innecesaria. Y también aplicable al buceo «sin techo».

Pero si, como parece, se refiere ha hacer obligatoria la boya deco sólo en inmersiones con paradas programadas de descompresión, la innecesariedad se convierte en absurdo. ¿Sin paradas de descompresión no hace falta llevar boya deco? ¿Qué tiene que ver hacer o no hacer paradas de descompresión con que el buceador saque la cabeza del agua de manera segura señalizando su posición? ¿Por qué se vinculan ambas cosas?

La expresión «en inmersiones con descompresión» no tiene el menor sentido.

n) Disponer de oxígeno normobárico para el tratamiento en el lugar de la inmersión.

Para quien esto escribe, este requerimiento es importante y lógico, incluso cuando se bucee en un entorno en el que exista acceso a servicios médicos de emergencia. Proporcionar inmediatamente oxígeno puro a un buceador con síntomas de Enfermedad Descompresiva (ED) al salir del agua es obligado.

Lo que no se entiende es porqué este requerimiento afecta sólo al buceo fuera de límites o «con techo». ¿Es que en buceo recreativo «sin techo» no se producen enfermedades descompresivas? Para el lector que esté pensando que un buceo menos complicado y «agresivo» no lo justificaría, se le sugiere considerar que un buceador con foramen oval permeable en el corazón o con un shunt pulmonar puede desarrollar una ED hasta en un bautizo de buceo.

Sin adscribirnos a la maledicencia, pareciera que la supresión de este requerimiento procediera de la presión de los propios centros de buceo, que se evitan así la obligatoriedad de un equipo de emergencia costoso e incómodo. Sin embargo, la discriminación es bastante llamativa y contraria a la seguridad general. O todos, o ninguno.

Y, puestos a exigirlo, ¿ por qué no se hace bien? ¿Sirve cualquier botellita mínima con una mascarilla? ¿Hay que llevar al mismo oxígeno tratándose de una inmersión lejana a la costa que pegada a ella?

Dado que, con carácter general, la unidad de buceo es la pareja, ¿no parece lógico exigir que el equipo de emergencia pueda aplicarse simultáneamente a los dos buceadores que la componen habida cuenta de que se supone que habrán hecho exactamente el mismo perfil de inmersión?

Adicionalmente, el contenido de oxígeno necesario debe ser suficiente como para proveer a ambos hasta el siguiente punto de auxilio. La cantidad de oxígeno exigible debe ser dependiente del trayecto desde el lugar de la inmersión.

Toda crítica debiera estar siempre acompañada de una solución. Así pues, se propondrá a continuación un texto en la línea del que se recoge en este RD y admitiendo cosas discutibles pero que, a juicio de este Autor, resolvería bastantes incongruencias ─ no todas puesto que la casuística es muy grande ─ que presenta el actual (que, por cierto, podría ser modificado directamente y en cualquier momento por el Director general de la Marina Mercante al tratarse de un Anejo, según las atribuciones que le otorga en propio Real Decreto (4). Espérelo sentado el lector, porque esto es España).

Anejo III – Equipamiento mínimo para las modalidades de buceo.

1.1 Equipamiento mínimo para la práctica de la modalidad de buceo recreativo en técnica de autónomo dentro de los límites prescritos del artículo 18.1:

a) Dispositivo de compensación de flotabilidad.

b) Gafas o conjunto de máscara facial de buceo con gafas de respaldo.

c) Aletas.

d) Suministro de gas con dos segundas etapas.

e) Dispositivo de control de presión del suministro de gas.

f) Dispositivo de corte.

g) Dispositivo de control de profundidad.

h) Dispositivo de control de tiempo.

i) Dispositivo o tablas para la gestión del Límite de No Descompresión para profundidades superiores a los 10 m.

j) Boya deco para inmersiones fuera de la vertical de una embarcación o de un dispositivo de balizamiento en superficie, señalizados con bandera Alpha.

k) Linterna o foco en inmersiones nocturnas o en lugares de poca luz.

l) Disponer de oxígeno normobárico en el lugar de la inmersión para el tratamiento simultáneo y suficiente de al menos dos buceadores hasta llegar al siguiente punto de auxilio.

1.2 Equipamiento mínimo para la práctica de buceo recreativo en técnica de autónomo fuera de los límites prescritos en el artículo 18.1:

a) Dos dispositivos de compensación de flotabilidad con suministro de gas independizado.

b) Dos gafas o conjunto de máscara facial de buceo con gafas de respaldo.

c) Aletas.

d) Dos suministros de gas con reguladores independientes o un Rebreather con suministro de gas de respaldo independiente.

e) Dispositivo de control de presión de los suministros de gas.

f) Dos dispositivos de control de tiempo.

g) Dos dispositivos de control de profundidad.

h) Dos dispositivos para la gestión de la descompresión.

i) Dos dispositivos de iluminación en inmersiones en entornos cerrados o sin luz natural.

j) Carrete con línea-guía adecuado para la inmersión en entornos cerrados.

k) Dispositivo de corte.

l) Boya deco para inmersiones fuera de la vertical de una embarcación o de un dispositivo de balizamiento en superficie, señalizados con bandera Alpha.

m) Disponer de oxígeno normobárico en el lugar de la inmersión para el tratamiento simultáneo y suficiente de al menos dos buceadores hasta llegar al siguiente punto de auxilio.

(1) –

Artículo 18. Modalidad de buceo recreativo en técnica de autónomo.

1. La práctica de la modalidad de buceo recreativo en técnica de autónomo tendrá como límite los 40 metros de profundidad, pudiéndose utilizar únicamente aire o nitrox. En todo momento, se tendrá acceso directo a la superficie y la unidad mínima de buceo será la pareja en el agua. No estará permitida:

a) la realización de paradas de descompresión programada,

b) la entrada en grutas, cuevas, interior de barcos hundidos o cualquier tipo de inmersiones que se desarrollen bajo techo, sea real o virtual, en las que se pierda la luz y cuya profundidad de penetración tenga más de 30 metros.

(…)

3. La práctica de la modalidad de buceo recreativo en técnica buceo autónomo fuera de los límites de profundidad y de mezcla de gases señalados en el apartado 1, solo podrá ser realizada por mayores de 18 años, disponiendo para ello del equipamiento mínimo que se detalla en el apartado 1.2 del anexo III.

(…).

(2) – Principalmente de A.B.R.E. ─ Asociación de Buceo Recreativo de España ─ que, a pesar de la generalidad del nombre, sólo representa a los centros de buceo. Es de justicia decir que los representa de manera muy eficaz y que consta al Autor que, aunque su principal valedor también tiene en cuenta el buceo fuera de los centros, es lógico que su acción principal se centre en defender los intereses de sus asociados.

(3)

CAPÍTULO I - Disposiciones generales

Artículo 2. Definiciones

r) Dispositivo de balizamiento en superficie: boya de un color muy visible, que puede contribuir a su detección, que porte la bandera del Código Internacional de señales «Alfa»

(4)

Disposición final segunda – Actualización de los anexos.

Se faculta al Director General de la Marina Mercante para actualizar los anexos I, II y III de este real decreto, al objeto exclusivo de acomodarlos a las innovaciones que se produzcan en el sector.

Puedes compartir el contenido en:

3 thoughts on “

Análisis de la ley española del buceo – RD 550/2020:

DEL EQUIPO MÍNIMO OBLIGATORIO PARA BUCEAR

  1. Muy buen artículo.
    Este decreto nació, al igual que la OM de 1997, con muchas carencias y queriendo abarcar más de lo que tenía sentido abarcar.
    Hace tiempo que me desvinculé de la práctica profesional del buceo recreativo pero sigo ligado al buceo a través del mal llamado buceo profesional. Este RD sólo ayudó a crear confusión en nuestro sector generando dudas e inseguridades sobre que métodos eran los legales para realizar nuestro trabajo ya choca frontalmente con nuestro convenio colectivo. Además, el artículo 1 del RD nos deja sin ámbito de aplicación en un montón de lugares donde trabajamos a diario.
    En fin, teniendo muchos espejos en los que mirarnos y entendiendo que, compartir medio no significa compartir mucho más, sería interesante ver una norma que recoja los elementos comunes del buceo y no intente aglutinar aquellos sobre los que no conoce, comprende y, que sencillamente, tienen muy poco que ver.

  2. Estimado compañero, lo primero agradecerte el tiempo que dedicas a este magnifico Blog.
    Por ampliar tu análisis en lo relativo a el DISPOSITICO DE BALIZAMIENTO EN superficie, el Art 14 apartado 1 dice textualmente: «Sera obligatoria la señalización de salida y permanencia en superficie del buceador, mediante el dispositivo de balizamiento en superficie incluido en el equipamiento mínimo de cada una de las modalidades de buceo del anexo III, cuando las operaciones de buceo sean realizadas SIN EMBARCACION O NO ESTA BALIZADA LA ZONA DONDE SE LLEVA A CABO LA ACTIVIDAD».
    Por lo tanto no será obligatorio el dispositivo de balizamiento si se bucea desde embarcación o en una zona balizada.
    En lo relativo al buceo con tubo o snorkel( buceo libre o en apnea) NO ESTA SUJETO a las disposiciones del RD 550/2020 tal y como dice el Art 5 :» El buceo libre o en apnea es el realizado con la sola retención de la respiración y NO estará sujeto a las disposiciones de este RD, con las salvedades que se indican a continuación:
    A/La practica de este tipo de buceo respetara las limitaciones que puedan establecerse por razón del lugar donde se practique.
    B/Cuando se practique fuera de la zona de baño balizada deberá señalizarse mediante un dispositivo de balizamiento en superficie.
    C/Queda prohibida la practica del buceo libre o en apnea para las modalidades del buceo profesional y buceo extractivo».
    Es pero que estas dos puntualizaciones puedan ayudar un poco al entendimiento de este lioso RD.
    Aprovecho para desear una FELIZ NAVIDAD. 🙂

    1. Estimado Juan:

      Es interesante tu comentario sobre la innecesariedad de la señalización del art. 14.1.
      Tu conclusión de que «Por lo tanto no será obligatorio el dispositivo de balizamiento si se bucea desde embarcación o en una zona balizada.» debiera matizarse habida cuenta de que una cosa es la obligación de señalizar y otra la de portar obligatoriamente el dispositivo de señalización.

      Convendremos en que con carácter general es inviable en el buceo autónomo llevar un «dispositivo de balizamiento». Prescindiendo de esto y remitiéndonos a la boya-deco, evidentemente no es necesario desplegarla si se sale en la vertical del barco (en el que se supone debiera haber una bandera Alpha). Otra cosa es llevarla, que entiendo obligatorio habida cuenta de que el buceo recreativo se basa en la posibilidad de salir a superficie en cualquier circunstancia y momento -y pudiera ocurrir que fuera necesario fuera del ámbito de exclusión de los 50 m del barco -. Buceando sin salir de allí de esos 50 m, convengo contigo en que no debiera ser obligatorio pero, salvo casos muy concretos, es difícil determinar si se ha salido o no, por lo que entiendo que debe ser obligatoria en general.
      Por esa razón el texto alternativo al oficial que desde este blog se propone dice: «j) Boya deco para inmersiones fuera de la vertical de una embarcación o de un dispositivo de balizamiento en superficie, señalizados con bandera Alpha«.

      Respecto de bucear en zona balizada, pues depende de qué tipo de balizamiento. Pero, suponiendo de que hablamos del balizamiento para baño de 200 m desde la orilla de la playa que establece el RIPA, efectivamente, sobra todo porque las embarcaciones están excluidas. Pero sólo en ese caso y sin salir de allí.

      Un saludo cordial
      G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *