NDL
Puedes compartir el contenido en:

Una pequeña anécdota ocurrida recientemente impele a escribir este artículo sobre el límite de no descompresión.

Sin excepciones cada verano buceando con centros se repite en alguna ocasión la misma escena: cuando ya la inmersión finaliza, un buceador con monobotella se acerca al que esto escribe a pedirle gas. El hecho de que uno suela bucear con bibotella debe dar a entender a los demás que se es una especie de gasolinera subacuática y ello atrae como un imán al que tiene problemas.

La causa frecuente de quedarse sin gas es la incapacidad de gestionarlo, pero tampoco es infrecuente que el ordenador marque una deco exagerada e indebida y el buceador se encuentre con una larga parada inesperada y sin recursos.

Un diálogo absurdo

La última vez que un caso así ha ocurrido ha sido apenas unas semanas. Un buceador con monobotella, que en apariencia no podía ser considerado de ninguna manera como novato, se acerca al final de la inmersión y pide gas. Por supuesto, en esta circunstancia, ni se duda, ni se discute. Ya se pospondrán las preguntas para cuando el demandante de aire pueda respirar. Superado el color de piel cianótico, por señas se produce el siguiente diálogo de besugos:

¿Dónde está tu compañero?

Mi compañero se ha subido al barco porque no le quedaba apenas aire.

¿Y cuál es el problema?

Que mi ordenador me marca 20 minutos de deco. ¡Mira! (Y lo enseña. Al igual que se comprueba que, efectivamente, el cacharro marca una deco de 20 min, también se observa que la profundidad máxima ha sido de 25 m).

Tu ordenador está escacharrado o mal configurado, (le indico mediante la consiguiente «higa» con el dedo medio de mi mano derecha, que se podría interpretar de varias maneras, en este caso todas acertadas). No suelen ser convincentes este tipo de objeciones bajo el agua respecto del ordenador ya que el que lo lleva casi siempre considera que saltarse un minuto de lo que indique supone un riesgo mortal intolerable.

Mi deco es de 20 minutos y me quedo aquí a cumplirla, indica imperativamente.

Este diálogo digno de Marcel Marceau se acaba aquí y uno se dispone resignado a flotar más de un cuarto de hora donando el latiguillo largo para que el mimo interlocutor haga su «paradón imprevisto», sabiendo que el compañero desaparecido estará explicando la situación en el barco y que es política del centro de buceo en estos casos esperar lo que haga falta por cuestiones de elusión de responsabilidades, a pesar de que se desbarate el horario. Una reseña quejosa de un cliente diciendo que un centro le ha impedido hacer la deco que marca el ordenador puede ser grave en estos tiempos en los que cualquiera tiene altavoz, con razón o sin ella.

Terminada su «deco» y ya en el barco, todos miran con cara de pocos amigos por la literalmente mareante espera, pero comprendiendo que es lo que tiene que hacer cualquier buceador sensato: obedecer a su ordenador.

¿Todos? No. Al que suscribe le llevan los demonios. Y no por la espera en el agua, sino porque constata una vez más que la enseñanza de buceo recreativo al uso no dota a los buceadores de herramientas para tomar una decisión razonable en una situación así. Como siempre, el donado no es el culpable. No se puede culpar por no tener criterio al que va a formarse para adquirirlo y no se lo dan aunque esto podría entenderse más en el caso de un buceador recién certificado, pero no en uno con algunos cientos de inmersiones a sus espaldas. (Una vez más se constata que el problema no reside en el OWD, sino en la ausencia de formación real posterior).

Ya en seco, se escucha en el barco de viva voz:

«Oye, muchísimas gracias. Es que el ordenador me marcada 20 minutos de deco» reitera.

Uno -que es absurdamente optimista por naturaleza- intenta razonar con la «víctima»:

– «Pero vamos a ver … ¿qué gas lleváis, a cuántos metros como máximo has bajado y cuánto tiempo has estado?»

– «Llevamos los dos Nitrox32 y hemos bajado a 25 m un rato. El resto entre 15 y 20 m casi todo el tiempo. La inmersión ha sido de 50 minutos hasta que te he encontrado«.

– ¿Has programado un gas distinto o un nivel de conservadurismo alto?

Creo que no, no he tocado nada.

– «Y si es la primera y única inmersión del día y tu compañero lleva el mismo gas y ha hecho exactamente el mismo perfil de inmersión que tú, ¿por qué crees que a él no le ha marcado ninguna parada de descompresión su ordenador y a ti sí?

– No sé … , son modelos de ordenador distintos. Pero yo tengo que seguir lo que me diga el mío.

– ¿Y tú no te das cuenta que con las profundidades a las que has estado, el tiempo de inmersión que has hecho (escasamente 45 minutos en total) y que no es una sucesiva, en condiciones normales es casi imposible entrar en deco? ¿Cuál sería el tiempo máximo sin descompresión incluso si hubiérais estado todo el tiempo a esos 25 m?

La respuesta consiste en un encogimiento de hombros y un enroque:

– «No sé … ¡no me voy a saber las tablas de memoria! Para eso tengo el ordenador y yo tengo que seguir lo que me indique«.

Pero dado que el que le interpela va vestido de alienígena y eso parece que da alguna credibilidad, decide dejar una curiosa puerta abierta a la duda:

– «No sé … a lo mejor tienes razón y está estropeado. Lo probaré un par de días más y, si me marca algo raro, lo mandaré a revisar«. La educada respuesta acaba con la paciencia del que esto escribe.

– «Yo no he dicho que esté estropeado, sino que he preguntado si estás seguro de que está bien configurado. ¿Y cómo sabrás «si marca algo raro» después de parecerte normal estar 20 minutos haciendo deco debajo del barco en una inmersión así? Pero, aun en el caso de que creas que ha fallado, ¿cuántas veces ha de hacerlo un ordenador de buceo -que se supone que es un elemento crítico de seguridad- para llevarlo a revisar? ¿No es suficiente con una? … ¿mejor dos? … ¿siete? Como falla sólo de vez en cuando, ¿nos vale?

El diálogo de besugos -ahora verbal- ya desespera y hay que zanjarlo, aunque no es algo personal. ¡Qué malas pulgas! oigo a mi espalda.

El manual del ordenador … ese gran desconocido

En el caso descrito hay varios errores evidentemente.

El primero es que ninguno respetó su Gas Mínimo porque, a sin incidente que suponga pérdida de gas, con la reserva se puede completar ese anómalo tiempo de parada en condiciones normales.

El segundo fue bucear con alguien que tiene un modelo diferente de ordenador, que ofrecerá resultados distintos del propio.

El tercero fue que, más que probablemente, el ordenador en cuestión no estaba correctamente programado. Una programación incorrecta de «buceo en altitud», un factor de conservadurismo exagerado y distinto a del compañero, o la programación con un gas distinto al del compañero e, incluso, del que se respira, etc., pueden ofrecer resultados muy dispares.

Hay marcas y modelos de ordenador famosos por ser extremadamente conservadores -y no digamos en el caso de las sucesivas-. Es frecuente la disparidad con otras marcas.

¿Y qué hacemos cuando hay disparidad de resultados? Se puede convenir hacer caso a uno sólo -generalmente el más restrictivo-. Sin embargo, éste no fue el caso del ejemplo referido ya que la pareja no respetó el NDL del buceador al que hubo que dar gas y que entró en deco.

Es moneda común no haberse leído el manual del ordenador que se adquiere. O hacerlo muy superficialmente (al fin y al cabo se viene a disfrutar de unos buceos, no a estudiar ¿verdad?). Desde esta página se reta al lector a que inquiera a sus compañeros recreativos sobre las opciones de configuración de los ordenadores que llevan. Es infrecuente encontrar alguien que se mueva con soltura entre los distintos menús y que tenga criterio para elegir las opciones que se ofrecen.

Este problema se agrava ya que el «buceador tipo» recreativo que hace sólo unas pocas inmersiones en verano, no tiene continuidad y está «siempre empezando». Aunque se haya leído el manual, de un año a otro se olvida.

El Límite de No Descompresión o NDL

Saberse de memoria las tablas de buceo carece de sentido, pero tener alguna idea de los órdenes de magnitud de ciertas cosas es necesario para tener algún criterio.

El Límite de No Descompresión es el tiempo (en minutos) que se puede permanecer a una profundidad determinada antes de absorber una cantidad excesiva de nitrógeno que nos impidiera regresar a superficie sin detenernos, es decir, teniendo que realizar paradas obligatorias -o, dicho en la jerga, teniendo que «entrar en deco»- (la parada recomendada no se considera, como se explica pormenorizadamente en el artículo «El sentido de la parada de seguridad«).

En los ordenadores de buceo aparece con las siglas NDL, siglas de la expresión inglesa «No Decompression Limit« pero, siendo rigurosos, este NDL no es siempre el tiempo total que se puede permanecer sin entrar en deco a una profundidad dada, sino el tiempo que queda para que la obligación de hacer paradas se produzca si se permanece a la profundidad a la que se está. No es exactamente lo mismo.

A partir de este momento nos referiremos al Límite de No Descompresión como NDL, que es lo que el lector encontrará en su ordenador de buceo, reiterándose que éste es el tiempo que resta en el momento en que se lee el dato para llegar al límite de tiempo en que se puede permanecer a esa profundidad sin contraer obligaciones descompresivas.

Por ejemplo, si el lector leyera en su ordenador «NDL = 17 min», querría decir que, de permanecer a la profundidad a la que está, dentro de 17 minutos contraerá obligación descompresiva obligatoria o, en otras palabras, «entrará en deco». Si subiera a una profundidad más somera, obviamente ese tiempo se ampliaría y, si descendiera, se reduciría. Esto lo debiera saber todo buceador, por novato que sea.

Dado que en el buceo recreativo no se debe entrar en deco -tanto por las razones esgrimidas en «EL FUNDAMENTO DEL «BUCEO RECREATIVO» – 2ª parte: LOS LÍMITES«), como porque legalmente no se puede (al menos en España según el RD 550/2020), al reducirse su NDL el buceador deberá ascender sucesivamente a cotas más someras para evitar que ese valor llegue a cero y se entre en deco.

¿Límites concretos?

Cualquiera podría suponer que el NDL total es una cantidad fija para cada profundidad, respirando un gas dado. Sin embargo, si el lector se molesta en revisar las tablas de las distintas certificadoras, descubrirá que no es así ya que cada una de ella presenta valores distintos de las demás, -incluso a veces con diferencias significativas, especialmente a profundidades someras-. (Al final del artículo se reproducen algunas de ellas para que el lector haga las comprobaciones que desee (1)).

Es necesario aclarar que se producen pequeñas diferencias entre tablas incluso de la misma certificadora según el año en que se editan, así como que muchas de ellas ofrecen valores para profundidades múltiplos de las medidas imperiales en pies, no encontrándose profundidades múltiplos de cinco en metros. Sea como fuere, nada de esto tiene especial relevancia para lo que nos ocupa.

Resumiendo, los resultados de los NDL totales a las profundidades de 10 m, 15 m, 20 m, 25 m, 30 m, 35 m y 40 m de las principales certificadoras, serían los que se expresan en el siguiente cuadro:

NDL AIRE
NDL Total con AIRE.

Como se verá, la cosa no es tan homogénea como se esperaría que fuera. (Para que luego alguno crea que si se pasa un minuto de los valores poco menos que fenece).

Por ello, para seguir con el propósito de este artículo y a falta de mejor criterio, utilizaremos los valores medios redondeados de los expresados en el cuadro, señalando que ninguno es superior al mayor de los indicados por las certificadoras.

Para los lectores más legalistas, las Tablas Oficiales que actualmente rigen en España para el buceo con AIRE, ofrecen los siguientes NDLs:

NDLsTablas oficiales para buceo con aire D_BC_01
NDLsTablas oficiales para buceo con aire D_BC_01

Como se verá, estas tablas son algo más tolerantes que las de las certificadoras privadas analizadas. Sin embargo, en este artículo se considerarán los NDLs medios de las agencias, redondeados y algo más restrictivos. Mención especial merece el NDL total a 18 m exactamente de una hora. ¿Nos suena ese límite recomendado por muchas agencias para los OWD? ¡Qué casualidad que su NDL coincida con la duración estándar máxima de una inmersión recreativa!, ¿no?

¿Qué limites debe recordar el buceador recreativo?

Al observar el cuadro de valores anteriores, lo primero que se puede deducir es que si se habla de una inmersión tipo de una hora como máximo de duración, no es necesario saber los correspondientes a los que excedan este valor, es decir, los correspondientes desde 15 m hacia arriba (en realidad desde 18 m, si no escalonásemos de cinco en cinco metros).

En otras palabras, a esas profundidades no podremos llegar a entrar en deco en una inmersión tipo ni aunque queramos, porque antes se agotará el tiempo de inmersión y el divemaster o el barquero nos sacará de los pelos.

De las profundidades que quedan, ya se ha argumentado pormenorizadamente en otros artículos anteriores que el buceador recreativo con monobotella no debiera superar los 30 m por diversas razones (narcosis, existencia de techo virtual, etc.), aunque la ley le permita llegar hasta los 40 m.

En cualquier caso, el lector observará que las diferencias medias redondeadas entre los distintos escalones de cinco en cinco metros de las distintas profundidades son en torno a 10 min cada uno por encima de 30 m y de 5 min por debajo de esa cota. Ello nos puede dar una pauta para recordar muy fácilmente los valores que interesan. Vamos a verlo.

La regla «30 metros – 20 minutos con aire»

El Autor utiliza la siguiente regla mnemotécnica de su cosecha de tal forma que, recordando simplemente estos dos valores correlacionados «30 m y 20 minutos», podemos deducir fácilmente el resto de los que nos interesan para el caso del aire.

Así y como se dice, en cada escalón de 5 metros por encima de la cota 30 m se suman 10 minutos. De esta forma, si a 30 m corresponde un NDL total de 20 minutos, a 25 m corresponde un NDL total de 20 + 10 = 30 minutos; a 20 m tendremos un NDL total de 20 + 10 +10 = 40 minutos. Fácil.

Por el contrario, por debajo de «30 m y 20 minutos», vemos que cada escalón de 5 metros por debajo de la cota se restan 5 minutos. De esta forma tenemos que si a 30 m corresponden 20 min, a 35 m corresponderían 20 – 5 = 15 minutos y a 40 m (límite absoluto del buceo recreativo «sin techo») tendríamos un NDL total de 20 – 5 – 5 = 10 minutos.

Se insiste en que en distintos artículos se ha indicado la conveniencia de que el límite máximo de profundidad que el buceador recreativo tipo debiera alcanzar son los 30 m. Aceptando esta idea, únicamente sería necesario recordar la primera parte de la regla (30 – 25 – 20 metros).

A partir de los 15 m (en realidad a 18 m -una de las razones por las que se establece como límite recomendado para el OWD por mucha certificadoras-) hasta superficie, como ya se ha dicho el buceador se podrá despreocupar porque en la hora que dura su inmersión, no le dará tiempo a entrar en deco. De hecho, a 20 m es difícil si consideramos descensos , ascensos y parada recomendada. Unos pocos minutos a lo sumo que serán cumplidos en la propia parada de seguridad.

Los coeficientes de seguridad.

Los coeficientes de seguridad son eso … números tipo que multiplican el resultado para aumentar la seguridad en función de unas circunstancias desfavorables del buceador o de la inmersión.

Hasta la aparición de los ordenadores, eran estimaciones «a ojo». Y hay que temerse que siguen siéndolo por mucha apariencia tecnológica que tengan.

La consideración del establecimiento de una seguridad adicional no es incompatible con los NDL. El buceador puede reducir preventivamente el NDL que le marque su tabla para que la carga de nitrógeno sea inferior o hacerlo mediante los «factores de conservadurismo» de su ordenador. Nihil obstat. En todo caso, no los consideraremos aquí.

Distintos gases y situaciones

Las tablas son distintas para cada mezcla respirable que se considere. Sin embargo, dado que el buceo recreativo está restringido al Aire y al Nitrox (en España, por ley) y que éste generalmente suele ser alguno de los normalizados Nx32 y Nx36, nos centraremos en estos gases.

Igualmente, insistiremos que nos limitamos aquí a la situación más habitual que se presenta al buceador recreativo que es la de inmersión única y de una hora de duración máxima, sin considerar inmersiones sucesivas.

Porque de lo que se trata es que el buceador recreativo tenga en la cabeza una idea de los órdenes de magnitud de los NDL totales esperables en una inmersión tipo con Aire o Nx32, para que sepa cuánto tiempo puede esperar a una profundidad dada sin entrar en deco y hacerlo sin depender del ordenador o para que cuando se le presenten valores claramente anómalos, pueda identificarlos y obrar con criterio.

¿Y con Nitrox?

Dependiendo del porcentaje de oxígeno del Nitrox que utilicemos, convertiremos las profundidades del cuadro antes expresado para AIRE con las profundidades utilizando Nitrox que presenten iguales presiones parciales de nitrógeno que las anteriores, (que son las que determinan la descompresión).

Por ejemplo, un buceador que esté respirando Nx32 a 30 m de profundidad se encontrará a una presión absoluta P = 4 bar (por cierto, con una PpO2 = 4 bar x 0,32 = 1,28 bar < 1,4 bar máximo admitido). El porcentaje de nitrógeno del Nx32 (o EAN32) es del 68% y, por tanto y según la Ley de Dalton, la PpN2 = 4 bar x 68 /100 = 2,72 bar.

Supongamos que otro buceador que respirara aire estuviera a una profundidad en la que tuviera la misma PpN2 = 2,72 bar que el que respira Nx32. Podemos calcular la presión absoluta a la que se encuentra este último buceador sustituyendo en la Ley de Dalton el porcentaje de nitrógeno que tiene por respirar aire (79%): P absoluta x 0,79 = PpN2 = 2,72 bar. Despejando, tendremos que: P absoluta = PpN2 / %N2/100 = 2,72 bar / 0,79 = 3,44 bar, equivalente a 24,4 m ≃ 25 m.

En otras palabras, un buceador que está respirando Nx32 a 30 m podría utilizar la anterior tabla para aire como si se encontrara a 25 m de profundidad. Esto lo debe saber cualquier buceador certificado en un curso de Nitrox.

De esta manera, el buceador que utilice Nitrox simplemente deberá multiplicar las profundidades indicadas en la tabla por un coeficiente que correlacione el porcentaje de nitrógeno del Nitrox que respira con el del aire para que las PpN2 de ambas sean iguales:

( 10 + Prof. Nitrox ) x ( %N2 Nitrox / %N2 aire ) = ( 10 + Prof. Nitrox ) x (100 – %O2 Nitrox) / 79 = Prof. aire + 10 (en metros).

Y, de manera similar:

Prof. Nitrox en metros = (Prof. aire + 10 ) x %N2 aire / %N2 nitrox ) -10 = ( (Prof. aire x 79 / (100 – %O2 nitrox) ) -10

De esta forma, obtendríamos la siguiente correlación para las distintas profundidades recreativas:

NDL con Aire, Nx32 y Nx36 para inmersión no sucesiva de una hora
NDL total con Aire, Nx32 y Nx36 para inmersión no sucesiva de una hora

En negrita se representan valores redondeados. A su lado y con tipografía más pequeña, los valores exactos. Los valores en rojo están fuera de los límites recreativos «sin techo».

Empezando por el final, como se podrá observar, buceando en una inmersión no sucesiva de una hora como máximo y a las profundidades recreativas, con Nitrox 36 prácticamente no se entra en deco (si respetamos su máxima profundidad operativa de 30 m).

En las mismas condiciones, con Nitrox 32 y si respetamos su máxima profundidad operativa de 34 m, no tenemos por qué preocuparnos a profundidades de hasta 20 m.

Los 25 m y 30 m, se corresponden con profundidades con aire de 20 y 25 m respectivamente por lo que, aplicando la regla de «30 m- 20 minutos con aire» se obtendrían unos NDL de 30 y 40 minutos respectivamente. Simplemente hay que recordar que con Nx32, las profundidades que importan (25 y 30 m) equivalen a las mismas con aire, restándoles un escalón de 5 m.

Otra forma de recordarlo sería aplicando otra regla, esta vez de «35 m – 20 minutos, con Nx32» (aunque superemos en 1 m la Máxima Profundidad Operativa de 34 m) y sumando igualmente 10 min por cada 5 m, hasta los 20 m, en donde el NDL total ya sobrepasa el tiempo de inmersión de una hora. Así, con Nx32 tendremos un NDL total de 30 min para 30 m y de 40 min para 25 m.

Hay que señalar que la divergencia entre NDLs totales respecto del Nitrox entre certificadoras es muy notable. Por ejemplo, La GUE (Global Underwater Explorers) presenta para el buceo con Nx32 (no contempla el buceo con aire) unos valores mucho más tolerantes de los que se encuentran en otras certificadoras:

GUE NDL Nx32 rec
GUE NDLs Nx32 rec

Lamentablemente las profundidades indicadas en la tabla son múltiplos de 3 m, pero se puede ver cómo el límite para el buceo con Nitrox 32 es de 30 m y cómo el NDL total a esa profundidad es de 30 min. Sin embargo, los NDL totales a 24 m son de 50 min, a 21 m son de 60 min (tiempo de una inmersión recreativa de centro tipo) y a 18 m ya son de 100 min -todos valores superiores a los de otras agencias-. Como curiosidad, a 12 m podemos estar casi seis horas sin entrar en deco y a menos profundidad podríamos estar indefinidamente entrando y saliendo sin obligaciones descompresivas.

Ello coincide sensiblemente con la tesis de este artículo: si se bucea hasta 20-21 m, con Nx32 no llegaremos a entrar en deco en la hora que dura la inmersión y también probablemente vaciemos nuestra botella antes. Con las tablas GUE, considerando el tiempo de ascenso y la parada recomendada, podemos casi extender la despreocupación hasta los 24-25 m puesto que su NDL sería de 50 min y lo anterior requeriría casi 6 minutos como mínimo, cumpliendo casi la hora con ello.

Corolario

¿El lector ha escuchado alguna vez en un barco recreativo algo como «buceo con Nx36 porque así no me tengo que preocupar de entrar en deco en una inmersión de una hora«? O, «como vamos con aire hasta 30 m, cuidado con el tiempo que tendremos a lo sumo 20 minutos de fondo«. Raro sería porque no hay conciencia previa de estas cosas, limitándose el buceador a depender totalmente de su ordenador en cada instante, sin previsiones. Sin anticipar lo que debiera resultar. Indefenso ante lo que le marca.

Como se ha dicho, el propósito de este artículo es concienciar de la necesidad de que el buceador tenga en la cabeza fácilmente los órdenes de magnitud de los Límites de No Descompresión en una inmersión de centro típica a las distintas profundidades recreativas con aire o con Nitrox, ofreciendo unas sencillas reglas para ello.

Si se bucea con aire, recordando la explicada regla de «30 m – 20 min con aire» le permitirá identificar cualquier resultado extraño normalmente por una indebida configuración -o raramente por fallo- que su ordenador le presente en una inmersión recreativa tipo de una hora. O, incluso, si realizara inmersiones «cuadradas» con reloj pero sin ordenador.

Si bucea con Nitrox 36, prácticamente no se ha de preocupar por entrar en deco en los términos señalados. Si bucea con Nitrox 32, sólo tiene que «desplazar» los valores de las profundidades equivalentes con aire un escalón de 5 m, de tal forma que 30 m con Nx32 equivalen a 25 m con aire y 25 m con Nx32 equivaldrán a 20 m con aire.

Como se podrá ver, hay que recordar muy pocos números. El no estar totalmente supeditado al ordenador será cuestión de criterio personal.

(1) – Algunas de las tablas consultadas:

Tablas NDL Aire - PADI
Tablas NDL Aire – PADI

Tablas NDL Aire - SSI
Tablas NDL Aire – SSI

Tablas NDL Aire - ACUC
Tablas NDL Aire – ACUC
Tablas NDL Aire - CMAS
Tablas NDL Aire – CMAS
Tablas NDL Aire - NAUI
Tablas NDL Aire – NAUI
Tablas NDL Aire - BÜHLMANN
Tablas NDL Aire – BÜHLMANN
Puedes compartir el contenido en:

4 comentarios sobre “

Indefensos ante el ordenador:

EL LÍMITE DE NO DESCOMPRESIÓN

  1. Genial Jose!
    La verdad es que en el buceo existen pocas pero importantísimas reglas nemotécnicas que, sobre todo, en el buceo recreativo deberíamos tener presentes para estar tranquilos de que estamos haciendo las cosas razonablemente bien. Este es un claro ejemplo. La velocidad y tiempo de ascenso desde una cota dada podría ser otra, tiempo de gas, …
    Y para los que tienen mala memoria como yo, una tablita pequeña anotada en la wetnote para casos de duda, da mucha paz mental, jeje
    Un abrazo!

  2. Excelente artículo. Mi enhorabuena. Todos nos hemos encontrado en situaciones muy parecidas a la descrita y creo que el SENTIDO COMÚN junto con los valores que comentas (30m – 20min Air) es lo que debe prevalecer antes que un ordenador mal configurado. 🙂

  3. Muchas gracias. Soy de esos que pones como ejemplo de novatos eternos y estos artículos me vienen genial!
    En este caso, no cabe en mi mente ingenieril que no se cuestionen los valores que da una máquina cuando el orden de magnitud claramente nos está indicando algo raro. No tengo ordenador, aunque de estos Reyes no pasa, y siempre me sorprendían las broncas de los monitores por no llevarlo cuando no paso de una inmersión por día y no bajo nunca de 25 m. Y para contar el tiempo de la paeada de seguridad no hace falta ser muy sagaz.
    El sentido común es el menos común de los sentidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.