Peligros muy reales:

INCOMPATIBILIDAD ENTRE GRIFERÍA Y BOTELLA DE BUCEO

Existe un riesgo grave y muy poco conocido debido a la existencia de incompatibilidades entre distintos estándares de botellas y griferías.
No sólo los centros en que se cargan botellas, sino que todo buceador debe ser al menos consciente de la existencia del problema. Y conocerlo pormenorizadamente si va a adquirir su propia botella.
En este artículo se describirá esta anomalía de seguridad que afecta a todo el ámbito del buceo.

Ideas no intuitivas:

¿ POR QUÉ NO LLENAR LAS BOTELLAS DE BUCEO A MÁS PRESIÓN ?

Mucha gente -incluso buceadores avanzados- se preguntan por qué no se bucea con botellas cargadas a más de 200 bar, incluso a más de 300 bar.
Intuitivamente suelen creer que es un problema de peligrosidad en el llenado y manejo, pero en este artículo veremos que no es así y entenderemos las verdaderas razones por las que no se utilizan presiones superiores.

Ideas no intuitivas:

EL «CRIMEN» DE DEJAR AL SOL LA BOTELLA DE BUCEO

Es generalizada la creencia de que no se deben dejar al sol las botellas de buceo cargadas. La sensación de peligrosidad está extendida y no hacerlo se exige casi unánimemente.
En este artículo veremos si esto tiene fundamento o, por el contrario, es una de las numerosas creencias injustificadas que asolan el buceo recreativo.

¡Menos de 200 bar! ¿me están robando?:

EL MISTERIO DEL GAS DESAPARECIDO.

Recurrentemente en los centros se comenta que la botella ha perdido aire al comprobar que la carga con la que se va a empezar la inmersión es menor a los 200 bar con los que se suelen cargar. Cuando de asegura que no es así, queda en el aire el misterio del gas desaparecido.
En este artículo se explicará lo que realmente ocurre y a dónde va ese gas.